Mujeres emprendedoras

igualdad.jpgSi bien algunas perspectivas de género nos llevan a pensar en un tipo de igualdad, yo no lo pienso así. Creo que tenemos diferencias. Esto no se contradice con el concepto de igualdad de oportunidades, el cuál es más bien un resultado que se obtiene por muchos otros factores.

He conocido a grandes emprendedoras, algunas de forma anónima, y otras que las afortunadas circunstancias me han llevado a conocerlas de cerca y ver lo que están haciendo.

Las forma en la que se toman el emprendimiento es totalmente distinto (no contrapuesto a lo masculino); tienen mucha más flexibilidad para tomar diferentes roles en la medida que lo necesitan, y están mucho más dispuestas a hacer lo que éticamente sea necesario para lograr sus objetivos.

Las mujeres emprendedoras tienen un estilo mucho más frontal y son mucho más asertivas, lo que les facilita muchísimo más tener relaciones más impecables con clientes, proveedores y sus colaboradores.

Son muy exigentes. Sus estándares de cumplimiento son muy elevados y generalmente tienden a desarrollar tanto el lado de supervisión como el de gerenciamiento con plenitud. 

Si bien destaqué tres áreas en las que el género femenino emprendedor a mi juicio actúa con más “naturalidad”, han aprendido otras habilidades más ligadas a áreas que a mi juicio pertenecían al género masculino. 

Las conversaciones sociales entre hombres si bien pueden versar sobre muchas cosas, cuando de trabajo se trata, se convierten en una especie de análisis de negocios y experiencias. La libido de una conversación participativa (no monoparlante) se desata cuando todos aportan la “idea más grande”… si se quiere, soñando! Este entrenamiento lo tenemos repetidas veces, y de hecho significa la mayor parte de las veces una exclusión si hay mujeres (no siempre, no todas las veces, no todas las mujeres).

La habilidad aprendida tras estas conversaciones es la visión. Bien, esta habilidad en las mujeres emprendedoras es muy potente. Nuevamente hago énfasis en que no es igual, sino que es muy poderosa, y la combinación es muy sinérgica!

juana_de_arco.jpgAl igual que la habilidad transferida de la visión, la cual es basada en conductas sociales y no en el ADN, el género masculino se ha enfrentado a un nuevo desafío, muchas veces incomodo para algunos, pero donde hemos ido adquiriendo habilidades femeninas (ver masculinidad).

Mi visión es que hay un gran potencial desperdiciado de mujeres que se sienten frustradas con sus trabajos, poco valoradas (sueldos aún por debajo de la media de los hombres), con falta de oportunidades, entre muchas otras (fundadas o infundadas) argumentaciones para exigir igualdad. Mi propuesta es más bien la paralela: Emprender. El potencial lo tienen, y las que se atreven son espectaculares.

Algunos casos que conozco de cerca para observar y animarse a emprender:

Paige Brown (http://www.tripeezy.com/)

Valeska Pino (http://www.chilefunexchange.com/)

Bárbara Vallejos (http://www.dtsconsultores.cl/)

Bárbara Thompson (http://www.santiagopubcrawl.com/)

Isidora Díaz (http://www.lasartenyelmango.cl/)

Carola Calderón (http://www.panhouse.cl/)

Todas ellas han pagado el costo de aprender, pero han ganado sin duda una experiencia que les marcará la vida.

¿En qué grupo estás tú?, seguirás quejándote de que las condiciones no son las que te gustarían, o ¿te mueves a la acción?

Nos vemos

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar